BLOG

Fantasías vacacionales para el 2020 (y cosas de señora)

Si este año está siendo marciano y un poquito terrorífico, el verano no iba a ser menos raro. Para aliviar y refrescar las cabezas y la vida, vamos a fantasear con unas cuantas opciones de vacaciones que seguro te enamoran, como la isla del silencio. ¿Te apuntas?

Menudo año, amigas, ¿eh? Por si has estado fuera de la tierra o eres Walt Disney y has pasado estos meses al fresquito, mírate las noticias, pero hazlo sentado, no vaya a ser que te de un vahído y pa qué queremos más.

Con semejante percal el verano ha sido raro a más no poder. Viajes cancelados, reuniones pequeñas y siguiendo unas medidas de seguridad (espero, porque hay quien ha hecho lo que le ha salido de las gónadas y claro, así pasan las cosas)… Eso los que hemos tenido suerte y no hemos tenido problemas de salud propios o de personas cercanas. Ains.

Y en mitad de todo esto los niños, que llevan -angelicos- desde marzo en un universo raro y restrictivo a más no poder. Esos niños…

Como este es un lugar en el que apostamos (no sé por qué hablo en plural porque aquí estoy yo solica) por el humor y por buscar la risa como estilo de vida, voy a fantasear con las vacaciones que quizá a muchos nos gustaría haber tenido este año. Esas que tras el confinamiento y la pandemia y los humanos y todo, necesitamos. Y si fueran gratis, mejor.

Catálogo de vacaciones fantasía 2020

  • La isla del silencio: gracias a una tecnología avanzadísima que anula cualquier sonido, en toda la isla reina el silencio. Aunque se quiera hablar, nada, de la boca no salen sonidos. ¿Te imaginas? Igual nos volvemos locas sin esas voces pequeñas preguntando a todas horas mil cosas, o comentando -gracias a la ausencia de filtro entre su cerebro y la boca, que parecen estar conectados por un tobogán- TODO lo que se les pasa por la cabeza, ven o huelen. Silencio, oh, el silencio: eso que no se ha escuchado en un hogar con niños en todo el confina… Bueno, eso que no se ha escuchado desde que nacieron nuestros retoños, la verdad.
  • La cabaña autolimpiable en el con olor a bosque. Te levantas y está todo ordenado e inmaculado, y huele a pino. Nada de juguetes esparcidos como si un lego de 20 metros hubiera vomitado en tu salón, nada desordenado, nada de polvo… Idea: os podéis dedicar a ese otro polvo que interesa más y deja mejor cutis. Todo ventajas esta opción vacacional.
  • Hibernación 2020: una cueva para ti sola, comida para unos meses, y hala, a descansar. Es posible que estas vacaciones impliquen que se te acumule cierta capita de grasa, pero oye, no todos los planes son perfectos. Como pro, nada de depilarse durante la estancia, que el pelo abriga.
  • Buffet libre. El lugar es lo de menos, esta opción vacacional lo que te ofrece es no tener que pensar en comidas y cenas, y otra vez comida y otra vez cenas… Nadie te preguntará qué vamos a comer hoy, que igual, si tienes hijos, es una de las frases que más has escuchado desde el día en que empezó el confinamiento.
  • Resort «todo excluido»: solo puedes ir tú, nadie más. Ahí lo dejo, para que tu fantasía se traslade a este lugar feliz.

¿Se te ocurre alguna opción más? ¿Te irías a alguna de estas? ¿A todas? Jejeje

Disfrutemos de lo que podamos

No vamos a tener silencio ni buffet, posiblemente tampoco muchos ratos de soledad -con lo buena que está-, pero el verano tiene sus cosas chachis, os lo juro. El sudor en el entreteto no es una de ellas, ni notar cómo te derrites y te haces una con el asfalto. Tampoco lo es tener el cuerpo comido por mosquitos, la canción del verano o hacerte un rebozado con el protector solar y la arena de la playa -aunque bueno, como este año es raro igual tampoco has ido a la playa, así que eso que te ahorras-.

Espera, que íbamos con los pros. Esto… Bueno, mira, el gazpacho. El gazpacho bastaría para amar el verano y disfrutarlo todo. Aunque bueno, aquí tengo que decir que en esta casa no es exclusiva veraniego: aquí se toma gazpacho y salmorejo todo el año porque tengo un problema de adicción y no puedo vivir sin mi dosis de este elixir de la vida.

Pero como con una sola cosa no hacemos ná, vamos a por otro pro del verano que seguro te enamora el alma -te la enamora-:

una chica levanta contenta una sábana, diciendo que aunque hace calor, el verano mola porque se seca la ropa rápido. Y es que un día eres joven y al siguiente...

 

Dime que también te da alegría esto y que no estoy mayor yo sola. 

Ahora que lo pienso, hay otra cosa de «cheñora veraniega» que también es maravillosa: meter un dedo del pie en el agua y emitir un gritito tipo «uuuuuuuhhhyyyyyyyyquéfría». Me encanta hacer eso.

Hala, me voy, que tengo que hacer gazpacho para alimentar mi yonkismo.

Espero que aunque complicado, y más con la vuelta al cole roñosa y llena de incertidumbres, tu verano haya tenido cosas buenas y hayas podido disfrutar un poco. Y si no, siempre podemos fantasear con algunas de las opciones que hemos visto antes (puestos a pedir me haría un combo entre alguna de ellas, jajaja). ¿A cuál te irías tú? 

Un besito,

Mamen

 

Hechos y reflexiones sobre el hogar confinado

7 comentarios

  1. La excusa perfecta para inflarte a helados y horchata , aunque en casa hay todo el año (me pasa lo que a tí con el gazpacho y el salmorejo).
    A nosotros nos ha salvado la piscina comunitaria, mi hija ha aprendido a bucear y a nadar sin nada, y el peque de 1 año ha disfrutado lo más grande.

  2. Soy toda una duda. Que las quiero todas. ¿Hay comodín? Porque lo de hacer comidas MAL, lo del ruido MAL, lo del desorden MAL. Me pido dos días, con sus 48 horas de todo eso sola con mi marido. Solo dos, con eso compenso…

  3. Jajajaja a todas!!! Pero sobre todo a la del buffet libre!! Qué aburrimiento de comidas, de verdad! Y por cierto, en casa cordobesa, salmorejo también comemos todo el año 😉

    1. Jejeje, salmorejo es que es glorial pal cuerpo, apañera cordobesa! Hoy es el primer día que mis hijos (los dos) comen en el cole y estoy por no comer nosotros dos con tal de no cocinar, jajaja. Mentira, soy lo peor y voy a hacer una receta nueva de curry y noodles. Los seres humanos somos graciosos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

ENTRADAS RELACIONADAS

* Esta soy yo *

Mamen Jiménez - Psicóloga

Psicóloga (tengo mi consulta, doy talleres y charlas...), bimami (6 años y 2 años, ole), escribo y dibujo sobre psicología, pareja, maternidad... y lo que surja (o me dé tiempo). Me gustaría dormir más. ¡Bienvenida!

* Buscar *

¿Quieres que hable de algún tema concreto en el blog?

* Categorías *

* CON HONOR *