Carta (sincera) de una madre a los Reyes Magos

Se acerca Ya es Navidad. Toca escribir nuestra carta a los Reyes Magos (o al que sea), y este año… este año es una carta muy de madre: (¡al final del post hay dos imprimibles que espero que os gusten!)
Queridos Reyes Magos/Papá Noel/A quien pueda interesar:
 
Este año he sido una niña señora mujer madre persona estupenda. Con mis más y con mis menos, pero creo que he cumplido más que de sobra: me he preocupado por hacerlo todo lo mejor posible, he leído sobre crianza, educación, cuidados de los retoños, he hecho un máster en mocos, dos expertos en diarreas y potas, un doctorado en colada, y cincuenta seminarios de fin de semana de supervivencia parejil. He cocinado con más prisas que los concursantes de Top Chef (y más primor, también os lo digo). He aprendido a disfrutar de las obras de arte que mi pequeño realiza con comida en las paredes, muebles, suelo y techo, especialmente empleando el tomate, que es tan discreto y fácil de eliminar. No me ha importado, el rojo es un color que siempre me gustó. He conseguido trabajar, hablar, pensar (o algo parecido), respirar y actuar como un ser humano más o menos normal (lo del mando de la tele en la nevera fue un lapsus, no me lo tengan en cuenta), a pesar de no haber dormido ni la cuarta parte. 
 
Sí, lo reconozco, he tenido momentos chungueles, he querido que el mundo desapareciera, fulminado a poder ser, por lo menos durante una noche. Me he enfadado (mucho, me he enfadado mucho), con mi retoño, con Mimaromo, me he enfadado hasta con el portero y con las putas palomas que se cagan en mi coche, ése que no tengo tiempo de llevar a lavar. Pero quiero que conste que he intentado, fuertemente, controlarme, matizarlo, minimizarlo, que no se me notara (aunque la vena palpitante de mi frente y cuello quizá diera pistas de mi ira maligna). He intentado calmarme y hacer las cosas con tranquilidad, tomarme esta locura etapa tan bonita que es la maternidad, con filosofía.¿Y sabéis qué? Que lo he conseguido. Ole yo.
 
Por todo esto, queridos Reyes Magos, me veo con derecho a pediros cosas. Libros, perfumes, ropa… todo eso está muy bien, ya sabéis que me gustan, y si cae algo de eso no me va a importar, pero no es lo que quiero este año. Este año lo que quiero, lo que necesito, es dormir, comer y hacer pis con calma (al menos de vez en cuando), salir un día de casa sin manchas en la ropa y sólo con un bolso, el mío, y a poder ser con una barra de labios roja dentro, para molarme mucho. Este año lo que os pido es una ducha de diez minutos (¡locura!), una mañana de domingo en la cama (por lo menos, por lo menos hasta las 11), una cena con final feliz 😉 con el padre de la criatura, sin tener que mirar el reloj… Esas cosas. Y ya si además puedo ir a la peluquería y que terminen de secarme el pelo antes de tener que salir pintando, porque hay que ir a por el peque al cole… bueno, ya si me concedéis ese regalo es que se me saltan las lágrimas. Soy madre, y necesito un respirito, colegas sus Excelentísimas Majestades.
 
No, no pongáis esa cara, que todo esto es factible. Cosas más difíciles hacéis, así que no me jodáis pongáis pegas. Y para que no os despistéis os adjunto un talonario de cupones con mis deseos, deseos que estaría muy bien poder ir cumpliendo a lo largo del año que viene. Tranquilos, no los gastaré de golpe…
 
Entiendo que existe la posibilidad de que no siempre pueda hacer uso de ellos, pero si no queréis conocer el lado oscuro de una madre, más os vale tenerlos en cuenta. No es una amenaza, es una descripción objetiva de hechos futuros. 
 
Atentamente, 
 
Mamá.
Y como no lo digo en broma, aquí os dejo mi última «creación», el regalo más necesario para nosotras las mamis: una cómoda, baratísima y basada en hechos reales, chequera, con vales que te harán el año que viene más llevadero (dormir un día hasta las once, ir a la pelu sin tener que mirar el reloj, un masajito… esas cosas que todas necesitamos, jejeje). Yo ya la tengo impresa y Mimaromo, que es más apañao que las pesetas, me garantiza el cumplimiento (por la parte que le toca) de los cupones. ¡Muajaja! ¡Regalazo, oiga

He montado todos los cupones/vales en un folio para no andar con líos, así sólo hay que imprimir una hoja. 😉

vista%2Bcupones%2Bmama
Estaba yo pensando que es injusto hacer un talonario de vales para nosotras, y dejar a los maromos sin regalito… así que he hecho otro para ellos, los papis guapos (¡para que luego me digáis que no os tengo en cuenta, padres of the world!)

Vista%2Bcupones%2Bpapa

Así que ya sabes, si tú también estás fritanga por hacer estas cosas, o quieres darle una sorpresa a tu chati… ¡a imprimir y pactar se ha dicho!

NOTA: esto como queda bonico del tó es imprimiéndolo en cartulina y recortando cada vale. Y ya si quieres ser primoroso/a del todo, le puedes hacer un agujerito, o dos, a cada tarjeta y atarlas juntas con un lazo, por ejemplo, o una cuerda. Así queda como un librito la mar de mono 😉

¡Espero que os guste!
¿Tú qué le has pedido a los Reyes? ¿Crees que te lo traerán? ¿Te vas a pedir de regalo el talonario de vales? Yo sí. 😉
Besos de madre ropopompón y fun fun fun

15 comentarios

  1. Hola! acabo de conocer tu blog y me parece muy bonito y divertido. Una de las cosas que yo he aprendido cuando he sido mamá, es que hay que garantizar el tiempo para una misma. Lo he aprendido a la fuerza, porque mi niña tiene parálisis cerebral y es entonces cuando empiezas a ver las prioridades de la vida.

    Te invito a que te pases por mis blogs.

    Un abrazo!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

ENTRADAS RELACIONADAS

* Esta soy yo *

Mamen Jiménez - Psicóloga

Psicóloga (tengo mi consulta, doy talleres y charlas...), bimami (6 años y 2 años, ole), escribo y dibujo sobre psicología, pareja, maternidad... y lo que surja (o me dé tiempo). Me gustaría dormir más. ¡Bienvenida!

* Buscar *

¿Quieres que hable de algún tema concreto en el blog?

* Categorías *

* CON HONOR *